La historia del Tartufo

La historia del tartufo, el fruto de la tierra conocido desde la antiguedad.
Los primeros registros escritos se remontan a 1600-1700 aC, en el momento de los sumerios y el patriarca Jacob.

Los antiguos sumerios utilizaban la trufa mezclandola con otras verduras como la cebada, los garbanzos, las lentejas y la mostaza, mientras que se dice que los antiguos atenienses la adoraban hasta el punto de darles la ciudadanía a los hijos de Cherippo, por haber inventado una nueva receta.

Plutarco aventuró la afirmación bastante original de que el “tubérculo” nació de la acción combinada del agua, el calor y los rayos. Teorías similares, compartidas o disputadas también por Plinio, Marziale, Giovenale y Galeno, tuvieron el único resultado de generar largas diatribas.