DE DONDE ES MI APELLIDO ITALIANO?

DE DONDE ES MI APELLIDO ITALIANO?

¿Cuál es el origen de nuestros apellidos? ¿Tienen algún significado particular?

De donde es mi apellido italiano es algo que nos preguntamos muchas veces. Los apellidos  se originaron  debido a la necesidad de distinguir a las personas y de censar  a la población. Y obviamente los apellidos italianos no son una excepción. Cada uno de los apellidos refleja su origen y significado.

Una antigua practica.

Ya existía un primer registro de nombres en la época romana.

Los ciudadanos estaban marcados con un praenomen (que es el nombre personal, por ejemplo, Caio), y con la indicación de la gens (que es de la familia de origen, “Giulia” por ejemplo).

Cuando estos dos nombres ya no eran suficientes para distinguir a las personas, porque los homónimos eran demasiados, se agregó un nombre, que es un apodo.

 

Posteriormente, en Europa, precisamente entre los siglos X y XI, los habitantes aumentaron en número y, para distinguir a las personas y facilitar y asegurar los documentos públicos, por ejemplo, las ventas, se hizo cada vez más común utilizar un apellido.

Como se fueron formando los apellidos italianos.

Tal apellido podría, por ejemplo, derivar de una cierta característica física o de un apodo.

Rossi para personas de cabello rojo , por ejemplo. Otros señalando el lugar de origen  como Leonardo: de la ciudad de Vinci, en Toscana

Muchos derivan del trabajo ejercido Tintori, Bovari  o de patronimicos, es decir, el nombre del padre: por ejemplo, Iohannes filius Arnaldi se convertirá en Giovanni Arnaldi.

El uso del apellido se hizo obligatorio en Italia en 1564, cuando el Concilio de Trento estableció que los párrocos debian mantener un registro con el nombre y el apellido de todos los niños bautizados.

Que significa tu apellido?

Por lo tanto, todos los apellidos tienen un significado, dado que se originan de nombres propios (la mayoría de ellos en el norte) o de apodos (especialmente en el sur), o de profesiones o lugares (absolutamente las categorías más comunes).

Al menos el 75 por ciento de los apellidos existentes aún son comprensibles en su significado original. Los otros probablemente han sufrido alguna variación fonética o gráfica que ha alterado su significado, o derivar de influencias extranjeras.

Origen de los apellidos italianos.

Pero hay más: a partir del estudio lingüístico del apellido es posible comprender el lugar de origen de la familia que lo lleva.

El mismo oficio, por ejemplo el de herrero, ha producido diferentes apellidos de región a región. Así, en Lombardía, Piamonte y Emilia “Fabbro” se convirtió en Ferrari, Ferrario, Ferreri. Mientras que en Toscana y Veneto se convirtió en Fabbri y Favero y en Campania y Lazio se convirtió en Forgione.

Por ejemplo, muchos apellidos de plantas Cipolla, Finocchio, Meloni tienen orígenes celtas o germánicos, porque entre los pueblos nórdicos los rituales relacionados con la naturaleza y las plantas eran numerosos.

Entonces, sepa que si su nombre es Zucca o Zucconi, no es porque su tatarabuelo tuviera una cabeza dura.

Finalmente, otra categoría generalizada de apellidos deriva del hecho de que en Italia abundaban los orfanatos: Esposito, Trovato, Innocenti, por ejemplo, son apellidos que se dan a los niños de origen desconocido, es decir, “huerfanos”.

 

Raices Italianas. Un puente tendido entre usted y aquellos que lo precedieron en el camino de la vida .